miércoles, 19 de diciembre de 2012

Contraseñas seguras: deben ser fáciles de recordar pero difíciles de adivinar



Uno de los grandes problemas que existen para los usuarios de internet es que siempre se les solicita que modifiquen sus claves frecuentemente y que no utilicen la misma clave ni usuario para todos sus productos de internet.

Adicionalmente se les indica que nunca deben escribir su clave en ningún papel pero que deben acordarse de absolutamente TODAS las claves; que cada 3 meses deben cambiar, sin volver a utilizar ninguna de las últimas 100 que han utilizado.

Definitivamente esto es una labor titánica pero hay métodos para cumplir con relativa facilidad tan engorrosa tarea.

Siga estos pasos para crear una contraseña segura:
  1. Piense en una frase fácil de recordar como base para su codificación, como por ejemplo "Érase una pobre viejecita sin nadita que comer".
  2. Si el sistema informático que va a proteger le permite utilizar esta frase, incluyendo las tildes y los espacios, a pesar de tener sólo palabras en castellano, la longitud de la frase y el uso de caracteres especiales (É) hace que sea una clave segura y que la pueda utilizar sin problema.
    Si no se admite una frase tan larga, usted no está dispuesto a escribir tantos caracteres cada vez que desea ingresar o no le admiten tildes hay que continuar con los siguientes pasos.
  3. Elija la inicial de cada palabra de su frase: “Éupvsnqc”.
  4. Aumente la complejidad combinando mayúsculas, minúsculas y números. También resulta de utilidad cambiar letras o cometer errores ortográficos voluntariamente.
  5. También puede memorizar una tabla de sustituciones que usará en todas sus palabras clave como: A → 4, E → 3, I → 1, O → 0, S → $ y así sucesivamente para ingresar errores voluntarios en sus claves y así tener: “3r4s3 un4 p0br3 v13j3c1t4”. O, para la clave anterior: “3upv$nqc
  6. Puede agregar siempre los mismos caracteres especiales a sus claves, por ejemplo: Todas mis claves terminan en “!$” y así la clave al final quedará de la siguiente forma:
    3upv$nqc!$
Al tener clara su metodología, su tabla de sustituciones acostumbrada y el sufijo con caracteres especiales añadido, esta clave es fácil de recordar y, como es totalmente aleatoria, muy difícil de adivinar.

El siguiente trimestre, podrá utilizar como clave
$3bl4p!$ 
proveniente de la misma metodología con "Simón el bobito llamó al pastelero"

Claves numéricas

Si su memoria es muy mala y necesita anotar las claves numéricas en un papel para recordarlas, puede utilizar un papel donde hayan muchos datos y que usted sea el único que sepa cual es la clave real., es decir, puede anotar en un papel muchos números:

4326 2323 3451 7893 3256
1123 0325 2368 9853 1100
9578 1456 7513 7816 2486

Y usted deberá memorizar cual es la posición de la clave que está utilizando en el trimestre, por ejemplo que el cuarto número de la tercer fila (9853) es la clave de su cajero en ese momento, o el último dígito de los cuatro primeros números de la tercera fila (8636). (en el ejemplo puede ver resaltados los números pero en la práctica no deben estar diferenciados, por supuesto)

Muchos números son, recomiendo que sean 4 veces la cantidad de errores que permite el servicio. El papel del ejemplo es para un cajero que permite errar 3 veces. 3 x 4 = 12 y el papel tiene 15 números.

Por supuesto usted NUNCA debe anotar juntos el nombre de usuario, la clave y el servicio que utiliza con esta clave:

Bancafe
Usuario: Skina
Clave: 9853

Aún si no lo encuentra un delincuente informático, la tentación de tener acceso a sus recursos no la desaprovecharían muchos.

1 comentario:

  1. Excelente metodología para crear una clave segura. Es una buena práctica.

    ResponderEliminar